marzo 15, 2005

Por fin...

Aloha.

Por fin... El vecino al que tengo alquilada mi plaza de garaje me ha pagado. Llevaba dos meses de retraso, y aunque gracias a Dios no necesito la pasta, pues me viene muy bien que pague. Nunca entendí a las personas que más bien por dejadez no pagan sus deudas. Porque este señor no tiene problemas económicos. ¿Acaso conocéis a alguien que deje de pagar una plaza de garaje por no tener dinero? ¿Entonces por qué tiene coche? ¡Joder, que venda el coche y así puede pagarme!
Bueno, a otra cosa mariposa. Ya se me ponen los dientes largos pensando en las vacaciones de Semana Santa. La verdad es que necesito unas vacaciones, ultimamente tengo mucho curro. Yo creo que el deseo es creciente por varios motivos: Primero, hace mogollón de años que no salgo en Semana Santa. Esto tiene un aliciente especial. Después, nos vamos los amigotes, que quieras que no, siempre es un motivo agradable. Tengo muchas esperanzas en este viaje, aunque no participe en las tareas del buceo. Que sepáis que tengo intención de llevarme unas cartas para organizar un gran campeonato de mus. ¿Alguien se apunta?
Yo, por otro lado, continuo reponiendome de mi gripe, que este año me ha atacado con ensañamiento. Llevo dos oleadas seguidas, habiendo sufrido también la infame gripe de Navidad, que pasó casi todo el mundo. Como le digo a todo el mundo, he aprovechado para ponerme malo adrede para poder irme tranquilo de vacaciones....

He tenido una noche absolutamente maravillosa. Pero no ha sido ésta. Groucho Marx.

1 comentario:

chiqui dijo...

Cuenta con el Maestrillo, para ganaros al mus.