septiembre 23, 2005

El testamento del Jeque

Ésta es fácil. Ya hablé con Paquito Minas que me gustaban los acertijos matemáticos, así que aquí viene el mío:
Al morir el jeque del antiguo reino de Freison Ahllab, en su testamento ordenó que se distribuyeran sus camellos entre sus tres hijos de la siguiente forma: la mitad para el primogénito, una cuarta parte para el segundo y una sexta parte para el más pequeño. Pero resulta que el jeque sólo tenía once camellos, con lo que el reparto se hizo realmente difícil, pues no era cosa de cortar ningún animal. Los tres hermanos estaban discutiendo, cuando ven llegar a un viejo beduino, famoso por su sabiduría, montado en su camello. Le pidieron consejo y éste dijo:- Si vuestro padre hubiese dejado doce camellos en vez de once no habría problemas. -Cierto, pero sólo tenemos once- respondieron los hermanos, a lo que el beduino contestó: - tomad mi camello, haced el reparto y no os preocupéis que nada perderé yo en la operación.
¿En qué se basa el beduino para afirmar tal cosa?

2 comentarios:

Paco Minas dijo...

Bueno, la cuestión es que si los beduinos hubieran vivido en tiempos del euro, seguramente conocerían los milagros del redondeo y no habrían necesitado de la sabiduría del viejo. De esta manera, 11/6 nos da 5.5, que redondeando serían 6. 11/4 es 2.75, que redondeando nos da 3,y 11/6 es 1.83, que nos daría 2. Obviamente, todos redondean al alza porque 1/2 + 1/4 + 1/6 no nos da la unidad, sino algo menos (0.92). Así, cuando el abuelo les presta su camello, es únicamente para que en las cuentas les salgan números enteros, pero le sobrará un camello "entero" que vuelve a su dueño. 12/2 =6; 12/4=3; 12/6= 2; 6+3+2= 11; De este modo, como digo, lo que ha salido ganando cada uno es: 6-5.5= 0.5; 3-2.75=0.25: 2-1.8333= 0.17. Como podemos observar, 0.5+0.25+0.17= 0.92 que es la parte de camello que les sobraba si se lo hubieran repartido exactamente: 5.5+2.75+1.833= 10.08; 11-10.08=0.92. De manera que lo que se ha conseguido es redistribuir de manera exacta a los camellos. Me parece que me he explicado un poco regular, pero hay que ser rápido para que no se me adelante algún otro concursante.

chiqui dijo...

El beduino cede su camello, con lo que habrá doce; el primogénito recibe la mitad (6 camellos), el segundo una cuarta parte (3 camellos) y el tercero la sexta parte (2 camellos). Cómo 6, 3 y 2 suman 11, el beduino recuperará su camello y todos contentos.
Como Francis se ha explicado fatal, espero que el Gran jurado, es decir, el maravilloso y guapetón Andrinua, me dé a mi el punto. Espero el veredicto de don Andrés