julio 20, 2006

El Viento

Dulce música que silba,
hermosa canción sin letra
en mil montañas y valles
hasta el alma nos penetra.

Viento, tu voz en las cimas,
en los mares y en los pueblos
canta una canción de día
y a la noche entona en sueños.

Si estás tranquilo, tus voces
a todos nos tranquilizan
pero si soplas furioso
las almas se encolerizan.

Alcemos los brazos todos
gritemos fuerte hacia el viento
que se lleve nuestras voces
y que cante lo que siento.


VÍCTOR. VALBUENA. MARTÍNEZ

1 comentario:

Paco Minas dijo...

Precioso. Este Víctor es un fenómeno. Sigue colgando cosas de estas, que algo de buena literatura enriquecerá nuestra página.